¡Enseñame a sentirte Padre!

 

 

¡Enseñame a sentirte Padre!

 

 

Mt 3,15-16 este es mi hijo amado. A veces no podemos sentir el Amor de Dios en nuestras vidas. Se nos hace difícil aceptar que Dios nos ame….

 

Escuchamos las palabras, ¡ Dios te ama! Pero realmente no lo sentimos. ¡ Dios te ama! Pero me siento solo y triste aunque esté rodeado por muchas personas. Cuando nos hablan de Dios nos imaginamos a una persona seria y que le gusta castigar mucho. Nos imaginamos a Dios sentado en un escritorio pensando en que castigo darnos. Muchas veces a causa de nuestros padres biológicos no imaginamos un padre que no demuestra que nos ama, un padre severo. Mas sin embargo es importante que sepamos que aunque no sintamos el amor de Dios; Él nos dice en; Is. 4,10; aunque las montañas cambien de lugar y los cerros se vengan abajo mi amor por ti ni se vendrá abajo mi alianza de paz, lo dice el Señor. Que lindo es saber que aunque nosotros no sintamos el amor del Dios en nuestras vidas, eso no significa que Dios no nos ame como sus hijos al contrario. Dios nos ama, Dios me ama, mi hermano en Cristo Jesús ¡ Dios te ama! ¡ Sí! Así como escuchaste. ¡ Dios te ama! Dios te ama tal como eres. Gordo, flaco, alto, pequeño, rubio, colorao lindo o feo. Dios te ama no por tu apariencia, sino simplemente por que Él es amor y Él no se puede negar a si mismo. Aunque no lo sientas, aunque no lo entiendas, Dios te ama. Ahora la pregunta sería ¿ Por qué no puedo experimentar el amor de Dios en mi vida? ¿ Por qué no lo siento? Posiblemente por que tú no quieres sentirlo, El amor de Dios es para todo el mundo y si tú le permites a Dios que el toque tu vida Él no lo va a ser, porque Él es todo un caballero. Mis hermanos yo soy testigo del amor de Dios. Yo doy fe de que sí existe un Dios bueno. Y un Padre amoroso. Quizás no experimentado el amor de Dios por una mala experiencia con tu padre biológico. Al igual que me paso a mí hubo un tiempo que por más que yo intentaba sentir el amor de Dios no podía. Se me hacía difícil. Surgieron heridas en mi de parte de mi padre que me impedían ver y experimentar el amor de Dios. · Quizás tu padre nunca te ha dicho que te ama pero en estos momentos Dios te dice; con amor eterno y gratuito te amado, Jr, 31,3 · Quizás tu padre te negó como hijo pero en estos momentos Dios te dice; no temas porque yo te rescatado, te he llamado por tu nombre, tú eres mío! Is. 43,1 · Quizás tu padre es una persona de un carácter fuerte y no te demuestra o te demostró cariño ni amor; pero Dios te dice en estos momentos. Cual la ternura de un padre para con sus hijos, así de tierno es Yahveh para quienes le buscan. Sal 103,13 · Quizás tu padre se olvidó de ti o de una fecha en especial pero Dios te dice, en estos momentos, yo no te olvidare, mira como te tengo grabado en la palma de mis manos, siempre te tengo presente. Is. 49, 16 Nosotros amamos porque Él nos amó primero 1Jn 4-19 Dios nos amó primero. Ustedes no me escogieron a mi sino yo los escogí a ustedes. Jn. 15-16; Posiblemente nadie nunca te lo ha dicho. PUES AHORA TE LO DIGO YO ¡ DIOS TE AMA! Sí Dios te ama no son puras palabras, no se trata de filosofía o teología, se trata de una realidad. No tienes que ir a una universidad y estudiar muchos años para sentirlo. No tienes que aprenderte la Biblia desde Génesis a Apocalipsis ( no vendría nada mal) No tienes que saber oraciones extraordinarias, lo único que tienes que hacer es abrirle las puertas de tu corazón y invítalo a pasar. Ap. 3, 20; 20 Mira que estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él y él conmigo. Tienes que abrirle la puerta. Él no se va a forzar en tu vida. Él es todo un caballero. ¿ Todavía no sientes el amor de Dios en tu vida? Pudiera ser que tu papá fue un buen padre pero lamentablemente el Señor se lo llevó y eso tu no se lo has perdonado a Dios y por eso tu no has podido experimentar el amor de Dios. Por que sientes que Dios te falló. Ese sentimiento no te deja experimentar el amor más maravilloso del mundo. El amor del Padre por excelencia. El amor de Dios. Te invito a que le des una oportunidad a Dios en tu vida. Permítele la entrada a tu corazón. Invítalo a pasar. Hermano mío, yo te quiero invitar a hacer una oración conmigo. En el nombre del Padre del Hijo y del Espíritu Santo amén Padre, he escuchado mucho sobre ti. Me han hablado maravillas sobre ti. Que eres bueno, amoroso, misericordioso y que me amas tal y como yo soy. Nunca te he sentido en mi vida y en estos momentos lo que más deseo en mi vida es, poder experimentar tu amor, ese amor del que tanto me hablan, del que tanto he escuchado pero que nunca lo he experimentado. Padre celestial en el nombre, poderoso, de tu hijo amado Jesús, te pido que brote de tu corazón amantísimo, el Espíritu Santo. Y que en estos momentos yo pueda experimentar tu amor en mi vida. Ya no quiero escuchar más que Tú me amas, no quiero leer más de que Dios es amor, ¡YO QUIERO EXPERIMENTARLO EN MI VIDA AHORA! Espíritu Santo entra en mi corazón y a través del amor del Padre sana mis heridas. Sí, mis heridas de rechazo y falta de amor. Mis heridas de soledad. Sáname a través de tu amor. Señor quiero sentirte cerca de mí. Yo no me quiero sentir solo y abandonado. Señor ya no quiero andar de espaldas a ti. Señor lo intentado todo y todavía me siento vacío. Solo Tú puedes llenar ese vacío, solo Tú Señor. Gracias Señor por que yo sé que Tú siempre me escuchas y me respondes, pues sé, que tu amor es infinito. Que aun yo siendo infiel contigo, tu fidelidad, siempre es en mi vida. Gracias Señor por tu amor, amén. ¡ Hermano Dios te ama que no se te olvide NUNCA! Dios te bendiga

 

 

Enseñansa, Seminario de Vida

 

 

 

 

 

 

LA PUERTA

 

 

Un hombre había pintado un lindo cuadro.
El día de la presentación al público,
asistieron las autoridades locales, fotógrafos,
 periodistas, y mucha gente, pues se trataba
de un famoso pintor, reconocido artista. 
Llegado el momento, se tiró
el paño que revelaba el cuadro.
 
Hubo un caluroso aplauso. 
Era una impresionante figura de Jesús
tocando suavemente la puerta de una casa. 

Jesús parecía vivo. 
Con el oído junto a la puerta, parecía querer oír
si adentro de la casa alguien le respondía… 
Hubo discursos y elogios. 
Todos admiraban aquella preciosa obra de arte. 
Un observador muy curioso, encontró

 una falla en el cuadro.
La puerta no tenía cerradura. 
Y fue a preguntar al artista: 
"Su puerta no tiene cerradura,
¿Cómo se hace para abrirla? "
"Así es, " respondió el pintor. "
Porque esa es la puerta del corazón del hombre.
Sólo se abre por el lado de adentro.
 
 

 
 
 
This entry was posted in Reflexiones. Bookmark the permalink.

3 Responses to ¡Enseñame a sentirte Padre!

  1. ▁ ▂ ▃ ▄ ▅ ▆Ðθממ¡§ says:

    Jesucristo  es  nuetro  padre  gracias  por  darme  vida  y  sobre todo  por  amarme  te amo

  2. ERICKA says:

    gracias por todo Padre,gracias por tocar a mi puerta TE AMO con todo mi corazon

  3. Sandra says:

    Gracias por esta oración lo necesita mucho

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s